Preguntas frecuentes

En materia de prevención de riesgos laborales, el RD 396/2006, de 31 de marzo, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud aplicables a los trabajos con riesgo de exposición a amianto, es la norma que establece las disposiciones generales aplicables a este tipo de trabajos. De manera complementaria, la guía técnica del Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo desarrolla este real decreto desde un punto de vista técnico, convirtiéndose en un documento de referencia que facilita a las empresas la aplicación de las referidas disposiciones.

De manera añadida, los trabajos con exposición a amianto están afectados por diferentes normas de otros ámbitos competenciales: medio ambiente, residuos, salud pública, transporte, etc.

En primera instancia, la empresa ha de comunicar su previsión de realizar trabajos de este tipo mediante su inscripción en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA) de la autoridad laboral en la que radiquen sus instalaciones principales. Se considera que las instalaciones principales se corresponden con el domicilio social de la empresa.

La mera inscripción en el RERA no habilita para la realización de los trabajos, puesto que de manera añadida, por cada uno de los trabajos a realizar, y con carácter previo al inicio de los mismos, el empresario ha de elaborar un plan de trabajo que ha de ser aprobado la autoridad laboral correspondiente.

En el ámbito de Castilla – La Mancha, mediante la presentación del denominado Formulario de inscripción en el RERA ante la autoridad laboral correspondiente, es decir, ante la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de la provincia en la que se radique la razón social de la empresa.

El formulario de inscripción puede presentarse por diferentes vías: de manera telemática, a través de la sede electrónica; presencialmente, en cualquiera de las Oficinas de Información y Registro (OIR) de la Administración Regional; y, de manera general, en los registros y lugares previstos en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común.

A efectos meramente informativos, los datos de contacto (dirección, teléfono y correo electrónico) de las empresas que lo autorizan expresamente, a través de la cumplimentación del correspondiente Formulario de autorización, son publicados en la página web de la Administración Regional de Castilla – La Mancha.

El plan de trabajo puede presentarse de manera telemática y presencialmente.

  • De manera telemática, en tanto no esté habilitado un formulario específico al efecto, a través del formulario de propósito general de la sede electrónica, a través del siguiente enlace (requiere certificado digital reconocido o identificación a través del sistema Cl@ve).

Formulario de propósito general

  • De manera presencial, en cualquiera de las Oficinas de Información y Registro (OIR) de la Administración Regional; y, de manera general, en los registros y lugares previstos en el artículo 16.4 de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común.

Los planes de trabajo pueden ser de dos tipos: específico y general. Ambos tipos de plan deben ser aprobados por la autoridad laboral competente.

  • El plan de trabajo específico es el más frecuente, puesto que es el que se ajusta a las características concretas (ubicación, tipo de material, métodos y procedimientos de trabajo, etc.) de la gran mayoría de los trabajos de amianto.
  • Por otro lado, el plan de trabajo general o de carácter único es aquel que da respuesta a operaciones de corta duración con presentación irregular o no programables con antelación.

Dada la peligrosidad del agente (cancerígeno), la interpretación de los conceptos de corta duración, presentación irregular y no programable es restrictiva y, por tanto, el plan de trabajo debe acotar y limitar de manera expresa el tipo y alcance de los trabajos que la empresa pretende realizar.

En ningún caso el plan de trabajo general puede prever y pretender dar cobertura a la realización de trabajos de mayor envergadura, en sucesivas fases, que deberían ser abordados en un plan de trabajo específico.

El plazo máximo para resolver y notificar la resolución, establecido en la normativa, es de cuarenta y cinco días, a contar desde la fecha en que la solicitud haya tenido entrada en el registro de la autoridad laboral competente. Si, transcurrido dicho plazo, no se hubiera notificado pronunciamiento expreso, el plan de trabajo se entenderá aprobado.

Señalar que, durante la tramitación administrativa puede ser necesario requerir a la empresa la subsanación de deficiencias o la ampliación de la información contenida en el plan de trabajo, trámites que afectan al plazo anteriormente señalado en los términos previstos en la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común.

Sí. En línea con lo establecido en la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y, en particular, con lo señalado en el artículo 13 del RD 396/2006, de 31 de marzo, los trabajadores que realizan este tipo de trabajos han de contar con una formación apropiada.

El referido artículo 13 define los contenidos que deben ser abordados en dicha formación.

Sí, con carácter previo al inicio de los trabajos y al margen de que dicha previsión se haya incluido en el propio plan de trabajo.

La comunicación de inicio ha de realizarse a través del siguiente modelo de comunicación, mediante alguna de las siguientes formas.

En el caso de planes de trabajo específicos, con una antelación mínima de 7 días. Por otro lado, en el caso de activación de planes de trabajo generales, por cada uno de los trabajos a realizar y la máxima antelación posible. Cualquier incidencia relativa a esta comunicación (cancelación de trabajos, adelantamiento de plazos, etc.) debería ser comunicada.

Asimismo, señalar que estos plazos podrían verse modificados a través de la propia resolución del plan, circunstancia que prevalece frente a lo anteriormente señalado.

La norma que regula esta comunicación de datos, establecida por el Ministerio de Trabajo e Inmigración, es la Orden TIN/1071/2010, de 27 de abril, sobre los requisitos y datos que deben reunir las comunicaciones de apertura o de reanudación de actividades en los centros de trabajo.

El empresario, cualquiera que sea su actividad.

No. En los casos en los que el trabajador autónomo ejerce su actividad de forma personal y directa, sin recurrir a la contratación de personal asalariado a su cargo, el referido autónomo no se ajusta al concepto de empresario a efectos de esta normativa.

El formulario de comunicación de apertura es único, si bien cuenta con una parte A (común) y una parte B (específica construcción).

De manera que la parte B solo ha de ser presentada por los empresarios cuyo centro de trabajo es una obra de construcción.

Únicamente en los casos en los que la comunicación corresponde a una obra de construcción.

En este caso, obra de construcción, a la comunicación se ha de adjuntar el plan de seguridad y salud, cuando éste es exigible, junto con la correspondiente aprobación.

En los casos en los que no es exigible el referido plan, la empresa adjuntará a la comunicación la evaluación de riesgos de la obra a realizar.

No. Se trata de una mera comunicación de datos a la autoridad laboral que no motiva una aprobación o resolución expresa por su parte. Por tanto, el justificante y nº de registro recibidos acreditan su presentación. 

No. La comunicación de apertura en obra de construcción únicamente ha de ser presentada por las empresas que tienen la consideración de contratistas.

Se entiende por contratista la empresa que asume contractualmente con el promotor de la obra, con medios humanos y materiales, el compromiso de ejecutar la totalidad o parte de la obra.

No existe una respuesta unívoca a esta cuestión, puesto que pueden darse múltiples situaciones: obras que discurren por provincias diferentes, operaciones de mantenimiento de escasa entidad o de urgencia difíciles de prever, etc. De manera que es preciso analizar las circunstancias concretas que concurren en cada caso.

Atendiendo a la finalidad de la orden, se sugiere contactar con el Servicio de Seguridad y Salud Laboral de la provincia en la que dan inicio o van a realizarse dichos trabajos, o desde la que se imparten las instrucciones al personal que los ejecuta, con el fin de recabar la respuesta que mejor se ajuste a la situación concreta.

Acceso al directorio.

Sí. La omisión de realizar la comunicación de apertura está tipificada como infracción leve o grave, en función de la calificación del centro de trabajo según la normativa vigente, respecto a los elementos, procesos o sustancias que se manipulen.

Únicamente de manera telemática a través de la cumplimentación online del formulario disponible en la Oficina Virtual de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo en el siguiente enlace: presentación online comunicación de apertura.

Sí. La presentación por vía telemática requiere disponer de un certificado digital reconocido o la identificación a través del sistema Cl@ve

Sí. La persona que va a realizar el trámite, a título personal o en representación de una empresa, ha de registrarse en la Oficina Virtual, mediante certificado digital, la primera vez que acceda a la misma, ya sea para la realización de la comunicación de apertura, como para cualquier otro trámite disponible en dicha Oficina.

Una vez efectuado el mencionado registro, no será necesario volver a registrarse para presentar nuevas comunicaciones o aportar documentación a las existentes. De igual modo, tampoco será necesario volver a registrarse para la realización de otros trámites de la Oficina Virtual. En definitiva, el registro únicamente se realiza la primera vez que se vaya a efectuar un trámite en la Oficina Virtual.

A través del siguiente enlace: https://e-empleo.jccm.es/OVI/ y, a continuación, haciendo clic en la opción “IDENTIFICARSE”. La aplicación solicitará la identificación del usuario a través del certificado digital (no estando operativa la opción de usuario y contraseña pese a que se muestre en la pantalla).

Tras la identificación, se abrirá una nueva pantalla en la que aparecerá el conjunto de trámites electrónicos disponibles en la Oficina Virtual, entre ellos la comunicación de apertura.

En la pestaña “Búsqueda de trámites” bastará introducir “comunicación” o “comunicación de apertura” o “apertura” en el campo búsqueda y hacer clic en la “Lupa”.

Dicha búsqueda devolverá, al menos, dos opciones:

  • Comunicación de Apertura de Centros de Trabajo. Orden TIN/1071/2010. Solicitud de inicio.
  • Comunicación de Apertura de Centros de Trabajo. Orden TIN/1071/2010. Aporte documentación / subsanación.

La opción “Solicitud de inicio” es la que hay que utilizar para la presentación de la comunicación de apertura. Es decir, es el trámite inicial.

Una vez presentada la comunicación, si la autoridad laboral requiere su subsanación o el aporte de documentación, es preciso acceder a través de la opción “Aporte documentación/subsanación”. A continuación, debe acceder a la opción “Trámites presentados” y seleccionar el expediente concreto sobre el que se quiere realizar la modificación.

Sí. Si los datos de la comunicación no son completos, la autoridad laboral puede solicitar la subsanación formal de la comunicación presentada.

Si la presentación de la comunicación se ha hecho por vía telemática, la notificación del requerimiento se efectuará a través de la plataforma de notificaciones telemáticas https://notifica.jccm.es/notifica/; el usuario recibirá un correo electrónico indicándole que acceda a dicha notificación.

Se da el trámite por desistido, es decir, la comunicación de apertura no ha sido presentada, circunstancia que podría motivar una posterior sanción.

No es viable eliminar la comunicación presentada, una vez se ha recibido el correspondiente nº de registro que acredita dicha presentación.

No obstante, es posible solicitar el desistimiento de dicho trámite, a través de la opción “Aporte documentación/subsanación”, seleccionando el expediente concreto y adjuntando un documento en el que se formula el desistimiento a través de la opción, “Documentación adicional”.

En primera instancia, es necesario comprobar la fecha de validez del referido certificado.

Si el problema persiste, no existe una razón única que pueda generar la incidencia (actualizaciones de java, cortafuegos de seguridad, navegador utilizado, etc.), de manera que es necesario remitir un correo electrónico a webmaster@jccm.es explicando la incidencia detectada: personal informático atenderá dicha incidencia en el menor tiempo posible.

Las normas que regulan el libro de subcontratación son la Ley 32/2006, de 18 de octubre, reguladora de la subcontratación en el Sector de la Construcción y, de manera específica, el Real Decreto 1109/2007, de 24 de agosto, por el que se desarrolla la Ley 32/2006.

Todas las empresas de una obra de construcción que tengan la consideración de contratistas y que, obviamente, tenga previsión de subcontratar a otras empresas y/o trabajadores autónomos.

Se entiende por contratista la empresa que asume contractualmente con el promotor de la obra, con medios humanos y materiales, el compromiso de ejecutar la totalidad o parte de la obra.

Tantos como contratistas haya en la referida obra y que, obviamente, procedan a subcontratar a otras empresas y/o trabajadores autónomos.

Cada contratista ha de disponer de su libro de subcontratación.

Con carácter general, con la excepción de los casos previstos expresamente en la normativa de aplicación, la Ley de Subcontratación prohíbe que el trabajador autónomo subcontrate los trabajos a él encomendados, entendiendo como trabajador autónomo aquel que ejecuta el trabajo de forma personal y directa una actividad profesional, sin sujeción a un contrato de trabajo y sin contar con trabajadores asalariados. Por tanto, dicho trabajador autónomo no ha de habilitar el libro de subcontratación, puesto que tiene prohibida la subcontratación.

Si el trabajador autónomo dispone de trabajadores asalariados que ejercen actividad en obra y, además, es contratista de dicha obra y tiene previsto subcontratar a otras empresas y/o trabajadores autónomos, sí ha de habilitar su libro de subcontratación, puesto que tiene la consideración de empresa.

Sí.

No disponer el contratista de libro de subcontratación está tipificado como infracción leve. De manera añadida, no llevar dicho libro en orden y al día, o no hacerlo en los términos establecidos reglamentariamente, tiene la consideración de infracción grave para dicho contratista.

El libro de subcontratación es habilitado por la autoridad laboral del territorio donde se ejecuta la obra.

Por tanto, la habilitación se realiza en la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de la provincia de la obra. Acceso al directorio.

Sí.

Con independencia de que no se prevea su utilización, todas las hojas del libro deben estar selladas y/o firmadas para realizar el trámite de habilitación.

No.

Se está estudiando la posibilidad de llevar a cabo la tramitación telemática, circunstancia que se informaría oportunamente cuando se produzca.

Si el libro está bien cumplimentado, la diligencia es inmediata.

Sí.

Cada Dirección Provincial ha articulado un procedimiento para facilitar la recepción y diligencia del libro de subcontratación, sin necesidad de acudir físicamente a dicho órgano administrativo.

Al no tratarse de un procedimiento único, la sugerencia es contactar de manera previa con la Dirección Provincial de la provincia en la que se ejecutará la obra, para conocer la sistemática de envío y/o recogida del libro. Acceso al directorio.

El aviso previo ha sido sustituido en la normativa por la comunicación de apertura de centro de trabajo. Por tanto, en dicho apartado es preciso consignar la fecha de presentación de la comunicación de apertura de la obra, la cual ha de ser previa al inicio de los trabajos.

Si la obra dispone de proyecto, en dicho apartado ha de consignarse, al menos, el nombre, apellidos y NIF de un miembro de la Dirección Facultativa.

En dicho apartado ha de consignarse el nombre, apellidos y NIF de la persona que ejerce esas funciones.

En el caso de que sea una empresa o consultora especializada en materia de coordinación en obras, ha de consignarse, al menos, el nombre, apellidos y NIF de un miembro de dicha entidad.

En el ámbito de Castilla – La Mancha, el Registro de Empresas Acreditadas del Sector de la Construcción (REA) se regula en el decreto 78/2008, de 10 de junio de 2008.

  • De manera preferente, por vía telemática, accediendo a la aplicación del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, disponible en el siguiente enlace: https://expinterweb.empleo.gob.es/rea/

No obstante, de acuerdo a lo establecido en el Art. 14.2. de la Ley 39/2015, de 1 de octubre, del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas, las personas jurídicas están obligadas en todo caso a relacionarse a través de medios electrónicos con las Administraciones Públicas para la realización de cualquier trámite de un procedimiento administrativo. De manera que la solicitud será inadmitida en los casos en los que la persona física no opte por la vía telemática.

  • Con carácter excepcional, presentando la solicitud y documentación preceptiva en la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de la provincia donde radique el domicilio social de la empresa.

A la solicitud de inscripción, cumplimentada en el modelo normalizado, se deberá adjuntar:

  • Documentación acreditativa de la organización preventiva de la empresa, según proceda:
  • Acta de constitución del servicio de prevención propio o mancomunado.
  • Acta de designación de trabajadores/as designados.
  • Contratos o conciertos de prevención formalizados con el/los servicio/s de prevención.
  • Certificados de la formación en materia de prevención de riesgos laborales de los trabajadores y del personal directivo.
  • Documento que acredite la representación de la empresa o empresario.

Si la solicitud se realiza por vía telemática, no es necesario que se acompañe el documento que acredite la representación, debiendo cumplimentarse, únicamente, los datos relativos al apoderamiento que solicita la aplicación.

En aras de la coordinación y cooperación administrativas, el REA de Castilla – La Mancha utiliza la aplicación puesta a disposición por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con el fin de facilitar la interoperabilidad y comunicación de los distintos registros autonómicos.

La referida aplicación REA dispone de un módulo de preguntas frecuentes acerca del funcionamiento del registro y de los sujetos obligados a inscribirse en el mismo. Está disponible en el siguiente enlace:

https://expinterweb.empleo.gob.es/rea/pub/preguntas.htm

Si su pregunta no está contemplada en el módulo anterior, la sugerencia es contactar con la Dirección Provincial de Economía, Empresas y Empleo de la provincia en la que radica la razón social de la empresa. Acceso al directorio.