Plan REDUCE

¿Qué es el Plan REDUCE?

Plan REDUCE es un programa de asesoramiento técnico en materia de prevención de riesgos laborales, realizado por los técnicos de prevención de los Servicios de Seguridad y Salud Laboral, de acuerdo al ámbito competencial de la Consejería de Economía, Empresas y Empleo y a lo establecido en el artículo 7 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

De manera complementaria, el programa también tiene una componente de control y vigilancia del cumplimiento de la normativa preventiva por parte de las empresas.

¿Desde qué fecha se ejecuta el Plan REDUCE?

Su puesta en marcha tuvo lugar en el año 2006.

Desde dicho año se ha venido ejecutando de manera continuada en ediciones anuales, con la excepción de 2008 que tuvo carácter bianual.

Desde su puesta en marcha hasta 2017 se ha incluido en el Plan REDUCE un número de empresas que se sitúa en torno a 5.300, habiéndose realizado alrededor de 11.300 visitas de asesoramiento.

¿A quién va dirigido?

El programa está dirigido a empresas de Castilla – La Mancha que cumplen los criterios de selección que en cada edición se establezcan. Si bien va dirigido a las empresas, el destinatario final es la población trabajadora de dichas empresas, en aras de mejorar sus condiciones de seguridad y salud laboral.

A efectos del Plan, se considera empresa al conjunto de trabajadores pertenecientes a los códigos de cuenta de cotización de una misma provincia. Por tanto, una misma entidad (mismo CIF) puede tener la consideración de varias empresas en distintas provincias.

¿Cuáles son los criterios de selección de empresas?

Los criterios de selección se establecen para cada edición.

  • La práctica habitual es que dichos criterios estén relacionados con parámetros de siniestralidad, en particular el nº de accidentes con baja en jornada y el índice de incidencia. Dichos parámetros pueden analizarse bien de manera directa, por ejemplo, seleccionando empresas que superan un determinado nº de accidentes en el año inmediatamente anterior a la edición en curso, con independencia de su número de trabajadores; bien de manera comparada, por ejemplo, cotejando el índice de incidencia de una empresa con el de su rama o sector de actividad.
  • Salvo ediciones puntuales, no se incluye a empresas del sector Construcción en el Plan, dado que los Servicios de Seguridad y Salud Laboral ejecutan un Plan de Visitas a Obras de Construcción (PVOC) específico para este sector.
  • De manera añadida, también pueden considerarse parámetros cualitativos, como por ejemplo la valoración de la integración de la prevención en la empresa o la percepción del técnico de prevención del Servicio de Seguridad y Salud Laboral respecto a la actividad preventiva real de la empresa.
  • Asimismo, determinadas empresas solicitan su continuidad voluntaria en el Plan REDUCE con el fin de reforzar su actividad preventiva a través del asesoramiento técnico prestado.

La combinación de estos supuestos puede motivar que una empresa haya sido seleccionada o incluida en distintas ediciones del Plan, incluso en ediciones consecutivas.

Por tanto, no puede considerarse en sentido estricto que el Plan REDUCE va dirigido en exclusiva a las empresas de “mayor” o “peor” siniestralidad de la comunidad autónoma. No obstante, en buena lógica, las empresas así catalogadas suelen ser seleccionadas en el Plan en distintas ediciones, que pueden ser o no consecutivas.

Señalar que la no inclusión de una empresa con elevada siniestralidad o que cumpla los criterios de la edición en curso, puede estar motivada por la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en el marco de sus campañas en dicha empresa.

En la práctica, ¿cómo se lleva a cabo el Plan REDUCE?

El Plan se ejecuta a través de la realización de visitas por parte del técnico de prevención a uno o varios centros de trabajo en la empresa. En dichas visitas, el técnico puede reunirse con distinto personal: empresario, interlocutor, representante de los trabajadores, etc.

El número de visitas es variable, puesto que depende de parámetros como situación preventiva de la empresa, actividades a realizar, planificación preventiva, accidentes acaecidos durante la ejecución del Plan, etc.

En dichas visitas se analizan uno o varios aspectos preventivos de la empresa. Dichos aspectos pueden ser generales, como la formación o la planificación preventiva, o específicos, como el análisis de equipos de trabajo o factores de riesgo concretos.

De manera añadida, se establece un flujo de intercambio de información entre empresa y técnico de prevención, a través del cual se justifica la realización de determinadas actuaciones preventivas, se realizan consultas, se remiten informes de investigación de las causas de los accidentes, etc.

¿Qué resultados se derivan del Plan REDUCE?

Los resultados han de valorarse en un doble plano:

  • En el ámbito específico de cada una de las empresas, dichos resultados se miden:
  • Por un lado, en términos de evolución del parámetro o parámetros que motivaron su inclusión. P.ej. evolución del índice de incidencia propio o en comparación con el de su rama de actividad, y evolución del nº de accidentes con baja.
  • Por otro, en términos cualitativos, los avances en materia preventiva que se hayan obtenido en línea o a consecuencia de la ejecución del Plan. P.ej. adopción de medidas preventivas concretas e implantación de procedimientos preventivos.
  • En el ámbito general, referido al conjunto de las empresas que conforman la edición del Plan, en términos de evolución de la siniestralidad medida en nº de accidentes con baja.

A nivel regional, la evolución de los accidentes de trabajo en jornada en los últimos 6 años ha sido la siguiente: